El problema de un CAMPO DE FUTBOL VIEJO, desde hace años.

En primer lugar, consideramos que la remodelación del Estadio actual es mejor solución que su traslado a otra zona de la ciudad.

Se debería tender a minimizar los movimientos especulativos que conlleva toda decisión urbanística significativa. Incluimos en este apartado la exagerada creación de nuevos locales comerciales, hoy inexistentes, que suponen un ataque directo al comercio de proximidad.

Ninguna remodelación, tiene una vida de 75 años. 25 años es una cifra mucho más realista. Entendemos que una sociedad donde participasen entidades públicas y privadas, como en el caso del Nuevo San Mamés en Bilbao, es la mejor solución.

Esta sociedad debería integrar todo lo relativo a la gestión de los campos de fútbol base. Y como no solo del fútbol masculino, viven l@s vecin@s, se debería diseñar un plan para igualar los apoyos al fútbol femenino. Hablamos de los derechos de la mitad de la población.

Las políticas activas para la optimización de los equipamientos en la ciudad, obviamente deben ser lideradas por el ayuntamiento.

Asambleya de Zaragoza
Estau Aragonés.