ANDRES CASTRO MERINO
Estado Aragonés se presenta a estas elecciones con el ánimo de reivindicar y aportar un punto de sensatez a la vida política, en este caso de Zaragoza, aunque bien podría extrapolarse a cualquier sitio. Desafortunadamente, la sensatez, es un bien político muy escaso en nuestros días, y aunque siempre fue escaso, quizás ahora aún menos.

Ser sensatos implica responsabilidad. La responsabilidad de involucrarse en la opinión pública para que el gobierno de nuestra sociedad sea algo más justo. Es muy probable que la candidatura que nosotros representamos no consiga una mayoría de gobierno, y quizás tampoco una representación municipal, pero nuestra voz, que pretendemos sea sensata, esperamos que sirva como un referente más, una reivindicación social, una voz entre tantísimas más, que animen a una participación ciudadana plural y sobre todo responsable, para hacer el bien. Así de simple. Porque desentendernos de la política, es dejar el gobierno en manos de las peores personas. Es tarea de todos participar desde nuestro puesto, y eso es lo que hace Estado Aragonés.

Y lo hacemos con humildad. La humildad de los que sabemos que podemos tan solo alzar una voz, una palabra de dignidad por la justicia social, con la honestidad como bandera, pero confesando que ninguno somos santos, ni los que estamos en esta candidatura ni nadie inscrito en el censo electoral. Sin maximalismos, pero con firmeza, sin pretensiones de victoria, porque nuestra gran victoria será que la sociedad simplemente cuestione, y nos cuestione a todos los políticos sin excepción, pero también haciendo examen de conciencia.

Consideramos que la máxima aspiración electoral posible de Estado Aragonés en estas elecciones es llegar a sacar representación. Muchos quieren ganar las elecciones, pero nadie quiere ejercer la oposición, salvo Estado Aragonés. No obstante, y tras todo lo dicho, si los Zaragozanos y Zaragozanas, consideran que debemos estar presentes en el Ayuntamiento de Zaragoza, pueden estar seguros, de que nuestros candidatos desempeñarán muy dignamente la función de concejales, y ejercerán una oposición seria, responsable, sensata, humilde y digna. Una oposición que trataremos que sea representativa del conjunto de la ciudadanía.

Los hombres y mujeres que formamos Estado Aragonés (EA) y la Unión de la Izquierda Socialista de Aragón (UISA), integrados estos últimos como independientes, hemos sumado nuestras fuerzas para impulsar todos estos valores a través de esta candidatura en las elecciones municipales del próximo 24 de Mayo.

Si queremos un mundo mejor, nosotros empezamos desde nuestro puesto, en esta maravillosa ciudad, que se llama Zaragoza, con sus defectos, sus grandezas, pero es al fin y al cabo nuestra casa. En definitiva, nos presentamos, porque somos de aquí, somos vecinos, y queremos mejorar, y por eso nos gustaría contar contigo.

Andres Castro Merino

Presidente de Estado Aragonés.