Gaspar Torrente y sus compañeros fundaron Estado Aragonés en los años 30 como un partido antifascista. Hoy, nosotros seguimos su camino.

Con la Plataforma Antifascista de Zaragoza hemos comprobado que en los últimos meses se están produciendo agresiones fascistas contra personas y monumentos en Zaragoza y comarcas vecinas.
En concreto el edificio ilegalmente ocupado por grupos fascistas en la Calle Compromiso de Caspe se ha convertido en un auténtico centro de operaciones de los fascistas de Zaragoza.

Recordamos que el pasado día 24 de julio de 2014 el Pleno Municipal de Zaragoza acordó tomar medidas judiciales contra las agresiones fascistas que se produjesen en la ciudad.

Estado Aragonés insta al Equipo de Gobierno Municipal a tomar las medidas acordadas en Pleno y se compromete a velar por ello si obtiene representación municipal el próximo 24 de mayo.

Rafel Fleta
Secretario General de Estado Aragonés.
En representación del conjunto de candidatos y candidatas de EA