congreso ISI

¿Qué es UISA-ISI?

La Unión de la Izquierda Socialista de Aragón (UISA) es un partido Político de ideología socialista y aragonesista comprometida con el proyecto del socialismo democrático, Fundado el 28 de Febrero de 1991 y sus fines son: la defensa de los derechos de los trabajadores y de la ciudadanía en general de Aragón en una perspectiva de izquierda en el marco democrático de la Constitución de 1978. La UISA aspira a continuar la historia del socialismo aragonés, español y europeo, a conquistar la plena autonomía y el autogobierno de Aragón en un marco federal, al servicio de los trabajadores y ciudadanos y en solidaridad e igualdad con todos los pueblos de España, basados en la afirmación de los derechos humanos y en la firme oposición a cualquier forma de explotación.

LOGO%20DE%20UISA%201991[3]SOCIALISTA%20DE%20IZQUIERDAS[2]

Pagina de facebook: https://www.facebook.com/groups/641253422591610/?fref=ts

Para acceder a la pagina de facebook de UISA: https://www.facebook.com/groups/uisaisi/439846692845495/?notif_t=group_activity 

Objetivos de UISA-ISI

Queremos conformar un espacio político que sea capaz de agrupar a todas las familias, tradiciones y culturas de la izquierda que buscan un referente político y que no están integradas, ni se sienten representadas, ni por el PSOE ni por IU.

Decálogo de Propuestas y Medidas para salir de la crisis, lograr la igualdad social y mejorar los derechos ciudadanos y democráticos:

1.- Frente a la socialización de las pérdidas,  exigimos la expropiación de la banca y la creación de una banca pública bajo control social. Reforma fiscal: progresividad, persecución del fraude, de la economía sumergida y de los privilegios fiscales: Exigimos en fin del Concordato y el pago por parte de la Iglesia Católica del IBI, IVA y de todos los impuestos de los que está eximida.

2.- Frente al cambio climático y a la crisis energética, reapropiación pública del sector energético. Abandono progresivo de las energías no renovables y la transición hacia otro modo de producir, distribuir y consumir basado fundamentalmente en la energía solar. Por el establecimiento del compromiso de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % para 2020 con respecto a los niveles de 1990 y la renuncia a la energía nuclear.

3.- Salario mínimo de 1.200 euros y derecho a un ingreso social equivalente para todas las personas en paro. Ninguna pensión mínima debajo del SMI. Prohibición de los despidos en las empresas con beneficios y exigencia del pago por los empresarios –con su patrimonio personal y familiar- de las deudas contraídas en los sectores en crisis. Reconversión de la industria militar y de sectores como el automóvil y la construcción, con garantía de empleo y sin disminución de salarios. Frente a la Directiva Europea de prolongación del tiempo de trabajo, reducción de la semana laboral a 35 horas y reparto equitativo de los cuidados. supresión de las etts y creación de un servicio público de empleo. jubilación a los 60 años.

4.- Derogación de todas las contrarreformas laborales y restitución de todos los derechos conquistados en las luchas sociales. Frente al racismo institucional con el que las administraciones públicas criminalizan a la población trabajadora inmigrante, derogación de la directiva europea de “retorno”, cierre de los CIEs, derogación de la Ley de Extranjería. Ningún ser humano es ilegal. derechos iguales para todas y todos.

5.- Contra el fraude inmobiliario y las hipotecas basura, la vivienda es un derecho, no un negocio. expropiación de las viviendas vacías y creación de un parque público para alquiler social, no superior al 30 % del salario. Ningún desahucio por impago de hipotecas de los hogares afectados por el fraude inmobiliario y el paro; invalidando o dejando sin efecto los procedimientos judiciales contra las personas por esta causa.

6.- Por unos servicios de propiedad y de gestión 100 % públicos, condición necesaria para su calidad social. paralización de los procesos de privatización de bienes y servicios públicos y retorno al sector público, bajo control social, de los ya privatizados. Derogación de la ley 15/97. No al plan Bolonia. Por el derecho de los pueblos a la soberanía alimentaria. Fuera la agricultura y la alimentación de la OMC. No a los transgénicos. Por un trato digno a los animales: no a la tortura. Por una política cultural que garantice que los medios de comunicación públicos estén al servicio de la ciudadanía.